Consumidores

 

Consejos para el Consumidor > Lo que usted debe saber sobre la relación Arrendador/Arrendatario

A continuación le proporcionamos información sobre los derechos de los inquilinos en Arkansas. Esta información sólo se aplica a las unidades de alquiler de propiedad privada y no a las viviendas subsidiadas por el gobierno.

Cuando usted alquila una casa o apartamento, por lo general acepta ocuparla "en su condición actual”. Esto significa que el propietario no tiene que proporcionar mantenimiento adicional a la vivienda. Existen, sin embargo, códigos de la ciudad que protegen su salud y seguridad. Si usted tiene problemas de salud o de seguridad con su vivienda, llame al Inspector de Vivienda de la Ciudad para saber si el arrendador ha violado los códigos de vivienda.

El arrendador podría no tener que hacer reparaciones a su vivienda a menos de que se pueda comprobar que ha acordado hacerlo de manera verbal o escrita. Estos acuerdos deben hacerse por escrito.

Si un arrendador no cumple con su parte del acuerdo, o no hace lo que se comprometió a hacer, el inquilino debe continuar pagando el alquiler. Los inquilinos pueden hacer uso de recursos, tales como presentar un reclamo ante la corte de menor cuantía, renegociar los términos de su contrato de arrendamiento, mudarse o buscar el asesoramiento de un abogado privado.

Tanto los contratos de arrendamiento verbales como los contratos escritos son vinculantes. En la mayoría de los casos es mejor tener un acuerdo por escrito para que no haya malos entendidos acerca de las responsabilidades de cada parte.

Si planea mudarse y tiene un contrato de alquiler verbal, debe dar preaviso con un periodo de alquiler de anticipación, antes de que el siguiente pago de la renta se encuentre pendiente de pago.

Si planea mudarse y tiene un contrato de alquiler por escrito, debe dar aviso de acuerdo con las disposiciones del contrato de alquiler.

Si va a subarrendar su apartamento o casa, debe llegar a un acuerdo con el propietario, y obtener instrucciones por escrito que indiquen la cantidad que se cobrará por el alquiler.

Si el arrendador va a aumentar la renta, debe dar preaviso por escrito con un período de alquiler de anticipación o llegar a un acuerdo verbal de alquiler o cumplir con los términos del contrato escrito.

La ley de depósito de alquiler da a los inquilinos una protección adicional al arrendar una vivienda residencial. Esta ley se aplica sólo a los propietarios que alquilan seis o más viviendas y contiene las siguientes disposiciones:

  • Si usted está obligado a pagar un depósito de alquiler, no se le puede cobrar más de dos meses de alquiler. Por ejemplo, si su renta es de $200 al mes, el arrendador no puede exigir un depósito de más de $400.
  • Al mudarse, el arrendador debe devolver el depósito de alquiler dentro de los siguientes 60 días. El arrendador puede, sin embargo, descontar del depósito de alquiler cualquier daño ocasionado a la vivienda o el alquiler atrasado.
  • Si el arrendador descuenta de su depósito de alquiler una cantidad para cubrir los daños o el alquiler pendiente de pago, le debe dar una lista por escrito, con un desglose de los cargos retenidos dentro de los 30 días siguientes a la fecha del desalojo.
  • El arrendador puede retener la totalidad del depósito de alquiler por daños o alquiler pendiente de pago. Debe darle una lista por escrito, con desglose de los cargos retenidos dentro de los treinta 30 días siguientes a la fecha del desalojo.

En Arkansas, el arrendador puede dar aviso de terminación por cualquier causa. Incluso si usted es un inquilino modelo, realiza el pago de su renta a tiempo y mantiene el apartamento limpio, el propietario puede negarse a renovar su contrato de arrendamiento. Le debe dar un preaviso de un periodo de alquiler, si usted tiene un contrato verbal, o dar aviso de acuerdo con los términos del contrato de alquiler escrito. (La única excepción es por falta de pago de la renta en cuyo caso el proceso de desalojo puede tener lugar.)

La falta de pago de la renta o falta de pago del alquiler a tiempo, por cualquier razón, es causal de desalojo.
Existen dos tipos de procedimientos de desahucio que el arrendador puede utilizar para conseguir que se mude: "detención ilegal" (desalojo civil) y "falta de desalojo" (desalojo penal).

Si el arrendador utiliza la "detención ilegal" como método de desalojo, debe darle tres (3) días de aviso de desalojo. Si no se va, el arrendador puede demandarlo ante la corte. Después de recibir una citación para comparecer ante la corte, usted tiene cinco (5) días para oponerse por escrito al desalojo. Si usted no presenta objeción puede ser desalojado de la vivienda por el Sheriff. Si usted se opone, se programará una audiencia para determinar su derecho a ocupar la propiedad.

Si el arrendador utiliza la "falta de desalojo" como método de desahucio, le debe notificar por escrito con diez (10) días de anticipación. Este método de desalojo se aplica únicamente por falta de pago de la renta. Si no sale de las instalaciones dentro de los diez (10) días siguientes, puede ser acusado de un delito menor. Entonces, estaría obligado a comparecer ante un tribunal donde podría recibir una multa de hasta $25 por cada día que permaneció en la vivienda luego de haber recibido la notificación de que debía desocupar.

El arrendador no está autorizado a cambiar las cerraduras de sus puertas, sacar sus muebles, desconectar los servicios públicos o cualquier otro método de desalojo o acoso para conseguir que se mude.

Además, la ley de Arkansas que regula la relación arrendador/arrendatario, establece que una vez se da la terminación voluntaria o involuntaria de cualquier acuerdo de alquiler, todos los bienes dejados en la vivienda por el inquilino se consideran abandonados, y el arrendador puede disponer de los mismos de la manera que considere más oportuna y sin el inquilino pueda oponerse. Todos los bienes dejados en la propiedad por el inquilino están sometidos a un embargo preventivo a favor del arrendador para cubrir el pago de cualquier suma que acordara pagar el inquilino.

La discriminación es otro problema que los inquilinos de Arkansas pueden experimentar. Una nueva ley federal sobre vivienda protege de actos de discriminación a los inquilinos de apartamentos. En septiembre de 1988, se aprobaron las enmiendas a la Ley de Equidad de Vivienda y entraron en vigor el 20 de marzo de1989, (Pub. L. N º. 100-430, 102 Stat. 1619). La ley prohíbe la discriminación en cualquier transacción de bienes residenciales. La nueva ley incluye las siguientes disposiciones:

  • Prohíbe la discriminación basada en raza, color, religión, género, discapacidad, estado familiar u origen nacional;
  • Prohíbe los anuncios y publicaciones que indican o proponen algún tipo de preferencia, limitación o discriminación (por ejemplo, sólo adultos en un complejo o parte de la propiedad);
  • Prohíbe la discriminación en los términos o condiciones de la venta o alquiler de una vivienda;
  • Prohíbe discriminar a cualquier persona por razón de raza, color, religión, género, discapacidad, estado civil u origen nacional en el uso de las instalaciones relacionadas con la vivienda;
  • Prohíbe la discriminación mediante la asignación de una persona a una sección particular de un complejo o propiedad o de un piso particular de un edificio.

Siempre lea el contrato de arrendamiento antes de firmarlo y guarde una copia para sus archivos. Si usted tiene preguntas acerca de sus derechos en virtud de las leyes de Arkansas sobre la relación arrendador/arrendatario, busque asesoramiento legal.

Contáctenos

División de Protección del Consumidor
501-682-2341
800-482-8982 (estatal)
501-682-8118 (fax)
consumer@arkansasag.gov